Resumen: A través de estos 5 tips podrás detectar señales que te indiquen si estás siendo dependiente de tu pareja para así poder comenzar a recuperar tu poder personal y ser tú mism@.  Te haré preguntas para que puedas meditar sobre tu propia vida.

Cuando hablamos de dependencia estamos hablando de la necesidad de llenar algún vacío interno con algo externo, con la creencia de que no somos capaces de llenarlo por nosotros mismos. Esta situación se puede dar en diferentes grados, por eso es importante detectar estas señales, para comenzar a crear una vida más libre y plena que nutra a ambos.

1- Temor a la Soledad
Tras una ruptura de pareja iniciamos nuevamente una relación. No estamos siendo capaces de elaborar un duelo e intentamos huir del dolor que nos produce, en lugar de habitar en él para poder superarlo.  Solemos sentirnos incompletos cuando falta nuestra pareja y no podemos acostumbrarnos a estar solos y esto genera una espiral que se repite y cada vez nos genera más peso. Necesitamos poner un STOP, parar las rotativas y trabajar para hacer crecer la relación con nosotros mismos, disfrutando de nuestra propia compañía. ¿Cuánto tiempo pasas contigo mismo? ¿Cuánto disfrutas de tu propia compañía?

2- Temor al Abandono
Cuando alguien se aleja interpretamos y sentimos la vivencia de que hemos sido abandonados cuando lo que en realidad sucede es que queda en evidencia nuestro propio abandono hacia nosotros mismos.  Cuando vivimos una relación de pareja dependiente, solemos abandonar el espacio personal propio. El centro de nuestra existencia suele ser nuestra pareja dejando de lado los deseos y necesidades propias. Y es común que esta manera de ser nos lleve a sentirnos desganados por momentos y el motivo es porque en algún punto dejamos de ser nosotros mismos. ¿En qué sientes que te has abandonado a ti mismo? ¿Qué cosas has dejado de hacer que amabas y disfrutabas? ¿Qué relaciones has dejado de lado?

3- Baja autoestima
La raíz de la autoestima es la falta de valoración personal y podemos detectarla de diferentes maneras y en diferentes grados. Podemos no creernos suficientes, o no nos permitimos valernos por nosotros mismos, quizás no sabemos poner límites, o nos cuenta decir que no. Solemos estar buscando la aprobación de nuestra pareja para todo lo que hagamos llegando a temer en determinadas situaciones su reacción.
¿Qué cosas has hecho sólo por complacer a tu pareja cuando no querías que así fuera? ¿Estás pudiendo decir no y respetarte a ti mism@?

4- Asumir un rol de víctima
Desde este lugar abandonamos nuestro poder personal filtrando todo lo que nos sucede a través de nuestra pareja. Tenemos la creencia de que tenemos que ser salvad@s o protegid@s por nuestra pareja.  Y tenemos la creencia de que estamos en deuda por esto y ¿cuál suele ser la forma de compensarlo? Estando por completo al servicio de nuestra pareja.  ¿Tus actitudes son de servicio o de sumisión? No hay nada más noble que estar para los otros, el problema es cuando lo hacemos porque simplemente tenemos miedo de contrariar a nuestra pareja. Las relaciones son un vínculo de dos partes, no hay víctima sin victimario.

5- Tu pareja toma decisiones por ti
¿Estás teniendo dificultad para tomar decisiones por ti mism@? Al tomar decisiones una de las cosas que hacemos es evaluar sus consecuencias. En una relación de dependencia simplemente puedes no estar sintiéndote responsable (o sea, con habilidad para responder) con lo que viene luego de haber tomado una decisión. Sentimos temor por lo que nuestra pareja vaya a decirnos y es esa la razón por la que le consultamos en todo. Hay poder en la toma de decisiones. Ellas son el inicio y la llama que nos permitirá realizar una sana transformación. ¿Qué decisión estás demorando tomar por temor de sus consecuencias?

¿Podemos revertir esta situación?
Claro que podemos! Es posible recuperar nuestro poder personal. Lo que tenemos que poder lograr es invertir el peso en la balanza, aumentando de a poco nuestra voz interna y dejando que se apague la externa. Comenzar a valorarnos, reconocer quienes somos, amarnos y respetarnos.

El primer paso es poder reconocernos dependientes saliendo de la ceguera en la que nos encontramos, ya que sólo podemos intervenir en aquello que estamos pudiendo observar.

Por otro lado, comenzar a preguntarnos e indagar en nosotros cuál es el vacío que estamos intentando llenar. Y a través de un proceso comenzar a hacernos cargo de que está en nuestras manos la posibilidad de completarnos.

 

¿Quieres publicar mis artículos en tu boletín, blog o sitio web? Puedes hacerlo si incluyes el siguiente texto completo en él… Sobre la autora: Beatriz Ludojoski ayuda a que las personas puedan alcanzar la manifestación de su Ser, reencontrándose con su esencia, su centro, su hogar. Centro que han perdido por diferentes situaciones que llamo “de dependecia”, ya sean emocionales, de pareja o económicas. Si quieres salir de la situación en la que estás inmerso, puedo ayudarte a través de mi experiencia personal y poderosas estrategias de Coaching, para que puedas recuperar el control de tu vida y vivir la vida plena que ansías. Ingresa en: www.metanoiadelser.com y suscríbete a mi boletín para recibir gratis un regalo.