¿Disfrutas de tu propia compañía?
Durante mucho tiempo no pude responder que sí a esta pregunta. No estaba contenta con quien era, ni con lo que hacía y el sólo hecho de encontrarme conmigo misma me producía tanta frustración que tapaba esta sensación con mil actividades y urgencias.
Hoy puedo sentirme en casa conmigo misma, y busco con pasión los momentos para meditar en mí misma, revisarme, descubrirme, mimarme y encontrarme en casa cuando llamo a mi puerta.

Aquí te doy 4 claves para sentirnos en paz con nosotras mismas.

1) Escuchando mi voz interior
Hay un ser muy poderoso dentro de cada uno de nosotros esperando el momento de manifestarse. ¿Qué es lo que está impidiendo que te conectes con tu esencia? Tenemos un cuerpo que se expresa pero somos más que un cuerpo. Tenemos emociones que estallan dentro nuestro pero somos más que esos sentimientos pasajeros. Tenemos una mente maravillosa para crear ideas infinitas pero somos mucho más que la conexión de neuronas. Ni el cuerpo, ni las emociones ni la mente pueden definirnos, somos mucho más. Puede que no estemos conformes con alguna parte de nuestro cuerpo o tengamos alguna emoción con la que lidiar o quizás nuestra mentes no nos esté permitiendo ver más allá de nuestros ojos.
Muy dentro nuestro hay una voz que no se atiene a convenciones y es única en el mundo. ¿Qué pedido puedes percibir que te está haciendo tu ser interior?
Nuestra vos interior es como una brújula que nos va indicando el camino a seguir si somos capaces de escucharla. ¿Cuán a menudo la escuchas?

2) Agradecer el camino recorrido y reconocerte por ello
Todo lo que has vivido te ha llevado al punto en el que te encuentras. No sirve de nada querer adivinar cómo hubiera sido nuestra vida si hubiéramos elegido un camino diferente. Agradecer nos abre las puertas para el futuro al reconocer y apreciar lo vivido. ¿Estás pudiendo agradecer en tu vida? Agradecer es el motor que nos carga las pilas para seguir avanzando en nuestro camino, nos llena de energía. ¿A qué persona necesitas decirle «¡gracias!»?
Cuando agradecemos estamos otorgando valor y reconocimiento no sólo a nosotros por poder apreciarlo sino a quién lo recibe como un regalo.

3) Soltar las cosas que no te traen paz
Este punto trata sobre hacer una limpieza. Soltar todo lo que no nos nutre, sean relaciones, trabajo, amistades. Muchas veces andamos por la vida cargando con una mochila de situaciones que ya no nos traen beneficio a nuestra vida, y quizás hasta nos perjudican. ¿Puedes identificar alguna? y ¿por qué insistimos y no soltamos? Puede ser por comodidad, por temor a enfrentar la situación, por no tener claro cómo poner un límite… Tómate un tiempo para evaluar tu vida y poder percibir qué es lo que te está quitando esa paz que ansías.

4) Perdonar y perdonarte
Frente a cada situación respondemos lo mejor que podemos desde quién somos en ese momento y con las herramientas con las que
contamos en ese preciso instante. Por eso es importante que nos perdonemos. Seguramente si miramos hacia atrás podríamos haber hecho algunas cosas mucho mejor, pero eso podemos verlo desde quién estamos siendo hoy y con las herramientas con las que hoy contamos.
Siempre hacemos lo mejor que podemos. Por eso suelta, perdónate y no seas tan dura contigo misma.

La paz conmigo misma es una de las cosas que más valoro en mi vida.
No puedo vivir sin ella! La he priorizado en complejas situaciones y es uno de los valores principales en mi vida.

Si sientes que hace tiempo no estás sintiendo paz en tu vida. Aún
puedes recuperarla!

Aquí te regalo unas líneas de poesía que he escrito sobre lo importante que es la paz en mi vida.

«La paz que surge,
de una conexión profunda.
La paz que emana,
de mi Ser interior que clama:

Coherencia, Perdón, Libertad y Alabanza.

Calma chicha que contempla,
y resguarda de tormentas.
Paz vital, paz eterna,
marcando en mi corazón,
un sólo rumbo sin contienda.»

Beatriz Ludojoski 18/08/2016

 

¿Quieres publicar mis artículos en tu boletín, blog o sitio web? Puedes hacerlo si incluyes el siguiente texto completo en él… Sobre la autora: Beatriz Ludojoski ayuda a que las personas puedan alcanzar la manifestación de su Ser, reencontrándose con su esencia, su centro, su hogar. Centro que han perdido por diferentes situaciones que llamo “de dependecia”, ya sean emocionales, de pareja o económicas. Si quieres salir de la situación en la que estás inmerso, puedo ayudarte a través de mi experiencia personal y poderosas estrategias de Coaching, para que puedas recuperar el control de tu vida y vivir la vida plena que ansías. Ingresa en: www.metanoiadelser.com y suscríbete a mi boletín para recibir gratis un regalo.